Mi Buenos Aires caliente :P 4


Qué calor!!! no se si ha sido la mejor idea esto de buscar el verano… es horrorosa la ola de calor que hay en Buenos Aires, así que estamos pensando en huir a Uruguay que por lo menos tiene playa donde nos podemos refrescar 🙂

A pesar del calor estamos saliendo, no como quisiéramos, pero intentamos disfrutar de lo que ofrece esta ciudad. Hoy estamos a 40º, pero la sensación térmica es mayor. Hay muchos cortes de luz (de hecho hoy en casa de Juanca no tenemos), y los ciudadanos se echan a la calle a cortar calles quemando neumáticos (no ayuda mucho a solucionar el calor jeje) pero es normal que se quejen los pobres… Lo que pasa aquí es que la policía no puede reprimir las protestas, que por un lado está muy bien porque tienen libertad de expresión, pero como nos han explicado amigos argentinos, por otro lado está muy mal, porque pueden cortar carreteras por cualquier motivo: “queremos choclos más grandes! hoy no he ido al baño!” 😉

Aquí ocurren muchas cosas que nos sorprende. Desde que llegamos no paran de contarnos historias que literalmente nos dejan con la boca abierta. La corrupción política es increíble (en España no tenemos ni idea de lo que es en comparación con esto).

Otras cosas curiosas son las siguientes: cuando alguien quiere vender un coche de segunda mano pone sobre el techo del auto una botella vacía, existe un servicio llamado remis que es como los taxis pero muy barato, es obligatorio votar, el cambio de moneda es un quilombo (ahora os cuento, porque no tiene desperdicio), el transporte público está subvencionado y es rebarato. 

En el cambio de pesos en Argentina hay una cotización paralela, el precio Dolar Blue. A los argentinos, el gobierno no les permite cambiar pesos y por ello se ha creado un mercado negro de cambio de monedas. Esto nos favorece a los gringos, porque mientras el cambio oficial actualmente es de unos 8 pesos por euro, en la calle te ofrecen casi 14 pesos por euro!! eso sí, no es legal, así que hay que tener cuidado. Los argentinos están jodidos con este tema, porque si salen al extranjero tienen dificultad tanto para cambiar dinero como para pagar con tarjeta, de crédito o de débito, porque creo que además de las comisiones, les cobran un 15% de lo que gasten… muy fea la situación.

Bueno, os cuento lo que hemos hecho y visto estos días.

Estuvimos hasta el 26 en casa de Gabi y Gra, con Juli, Dulci (sus hijas), María (su mamá), Titi, Lilu y Uma (sus tres perros fantásticos que son unos señores). Pasamos la noche buena y navidad con ellos. La cena fue buenísima! Fernet con cola, ensaladas, guacamole, vitel toné, parrillada (con chinchulines, criollos, morcilla, asado, pollo, salchichas y no se si algo más) y algún plato más que no recuerdo 🙂

A media noche salimos a la calle a ver los fuegos artificiales y después seguimos hasta las 4 de la mañana más o menos, charlando en el jardín. Ha sido una navidad muy diferente a todas, en biquini y en la pileta (piscina en argentino).

El 25 vinieron a recogernos Orlando y Cristina, unos muy buenos amigos míos, a casa (coche con aire acondicionadoooo!!ooeeeeoo!!) por la noche para llevarnos a pasear y a cenar a Tigre. Hacía muchos años que no los veía y me dio muuuchísima alegría reencontrarme con ellos 😀

El 26 quedamos con Enrique (un buen amigo argentino que conoció Chema en Málaga hace unos años) en la estación de Retiro por la mañana tempranito, nos dio un paseo en coche por Capital y nos llevó a la Plata, donde nos esperaba Juan Carlos (nuestro nuevo host), que es amigo íntimo de la familia de Chema (y ahora también mio jeje). Nos comimos unas empanadas y nos fuimos a pasear por La Plata los cuatro y a tomar un café con unas facturas. Esa noche hubo un corte de luz en el barrio y aprovechamos para ver las estrellas desde el jardín de Juanca, y ¿a qué no sabéis qué? aquí no se ven las mismas estrellas que en España, este es el planisferio hemisferio sur y, claro, se ven otras constelaciones 🙂

El viernes quedamos en Capital con Enrique (que está a una hora en bus de La Plata, pero muy bien conectado), comimos con él, su hermana Lila, Analia, Patricia y sus hijos, Nacho y Diego, en Puerto Madero, y después paseamos por varios barrios que nos encantaron: San Telmo, Plaza de Mayo, Casa Rosada, Av. de Mayo, Belgrano, Independencia, La Catedral, Obelisco, Av. 9 de Julio y Barrio Palermo. Nos llevaron a la estación de bus y de vuelta a La Plata.

Ayer quedamos con Orlando y Cristina en Capital para pasear y comer con ellos. Paseamos y vimos por San Telmo, Fundación Proa, Caminito, barrio La Boca, los conventillos, puente transbordador de La Boca, Estadio Juniors (es La Bombonera), mi barrio y casa natal (y dónde mis padres conocieron a la familia Bongiardino), el primer aparcamiento público que hizo mi padre aquí (el motivo por el cual vinieron y por el que yo nací aquí), y después de comer en Siga la Vaca fuimos a casa de Laurita (hija de Orlando y Cristina) que vive en Pilar y tiene jardín y pileta 🙂 así que pasamos la tarde fresquitos. Los hijos de Laura y Charly, Santiago (Cocoliso) y Juan Martín son una monería y muy divertidos.

En Proa vimos una exposición de Ron Mueck, un escultor australiano que te deja boquiabierto. Sus esculturas reproducen al milímetro los matices de la piel, el vello, las uñas, las arrugas, los pliegues… te da la impresión de que las esculturas respiran y que van a salir andando en cualquier momento O_O si tenéis oportunidad de verlo no os lo perdáis.

Sobre las 20:00 nos llevaron a Shopping Abasto, dónde habíamos quedado con Enrique, Gabi y Gra, pero nos quedamos sin batería y nos tuvimos que volver a la Plata, porque estaban en aquella zona sin luz, la gente en la calle quemando neumáticos, y no podíamos comunicarnos con ellos para  ver donde estaban 🙁

Hoy pensábamos hacer turismo por La Plata, pero hace mucho calor y teníamos que ponernos al día con la web, Cs y demás. Como nos han cortado la luz otra vez, nos hemos venido a una gasolinera de gas con aire acondicionado, café rico y WiFi para organizarnos para los próximos días. Estamos pensando en pasar la noche vieja con Juanca y salir pitando de Buenos Aires hasta que haga mejor temperatura. Seguramente vayamos desde Tigre en barca a Uruguay, por el Delta de Paraná, ya os contaremos 🙂

Un besazo enorme y feliz año nuevo para todooos!!

 


Deja un comentario

4 ideas sobre “Mi Buenos Aires caliente :P