Qué lindo lugar Uruguay!! 4


El día 31 estuvimos con Juanca, comprando cerveza para la noche y viendo los muñecos que llevaban unos días fabricando en los barrios.
Es algo típico solo aquí, en la Plata, “la quema de muñecos”. Hacen una especie de “Ninots” (no tan currados claro) para quemarlos en nocheviaja. Esto representa que el año concluye.
Aquí, en Argentina, en nochevieja a la medianoche se brinda con sidra o champán y, sobre todo en los barrios, se suele salir a la calle a tirar pirotecnia y brindar con los vecinos. Después de ésto, en la Plata, se sale a las calles a ver como queman los momos, que está rellenos de petardos y cohetes, y así explotan al quemarlos.

Nosotros, como no, hicimos todo lo típico. Cenamos en casa de la familia de Juan Carlos, brindamos, salimos, tiramos petardos y vimos como quemaban varios muñecos, mientras tomábamos fernet y cava.

Al día siguiente dimos un paseo por la Plata y visitamos la catedral. La ciudad estaba vacía como era de esperar jeje.

El jueves fuimos a hacerme el pasaporte argentino porque tengo la doble nacionalidad y hemos pensado que será más fácil viajar con un documento argentino por el Mercosur, tiene sus beneficios.

Resulta que el día 2 de Enero era asueto administrativo, porque el gobierno consideró que así minimizaría el gasto de electricidad y de esta manera intentaría acabar con los cortes de luz en Buenos Aires. Por lo cual no pude hacerme el pasaporte, pero aprovechamos y paseamos, comimos, fuimos al cine a ver el hobbit, etc.

El día siguiente fue un quilombo… por fin, después de mil gestiones, paseos a contrareloj, búsqueda de testigos falsos y colas, conseguí gestionar mi pasaporte 🙂 Llegará en 15-20 días.

Nadie entendía porqué quería el pasaporte argentino si tenía el español…pero tengo mis razones (descuentos, facilidad en fronteras, y por lo que pueda pasar).

Nos despedimos de Juan Carlos que ha sido un anfitrión perfecto y nos fuimos al barrio de los Olivos en Buenos Aires, donde nos esperaban Orlando y Cristina con una cacerola llena de chorizos a la pumarola y una cerveza bien fresquita 😀 porque… “a su lado no se sufre”.

Esa noche dormimos en su casa, ya que al día siguiente nuestra barca a Colonia salía a las 7:30 de Tigre y nos iban a hacer el gran favor de llevarnos.

Llegamos al embarcadero y lo mismo de siempre, aduana, pasaporte, abre la mochila, pásala por el escaner y a a llegada a Uruguay lo mismo.

El paseo en barco fue muy relajante y soleado. Duró unas 3 horas y estaba todo lleno de vegetación, precioso. Recorrimos el Delta (donde se unen el río Paraná y Uruguay) hasta llegar a Nueva Palmira, donde nos esperaba un minibus que nos llevó a Colonia.

Allí nos recibieron Hilda y Mario (“Bázquez” y “Elola”), los tíos de Cristina. Son un matrimonio increíble, simpáticos, y abiertos, congeniamos en seguida.

Colonia nos ha encantado. Además de hacer un tiempo magnífico, nos quedamos asombrados de lo grandísimo que es el río. Paseamos por la ciudad, comimos, tomamos te, y como no, todos los días y a todas horas bebíamos mate. Los uruguayos al nacer, en vez de un pan, traen un termo y un mate debajo del brazo 😉

Todas las tardes, a eso de las 18:30, nos íbamos con Hilda y Mario a la playa a darnos un baño y ver el atardecer tomando mate. Muy reconfortante la verdad.

Con toda la pena del mundo nos despedimos de este matrimonio encantador y nos fuimos en bus hasta Montevideo, donde estamos ahora.

Aquí nos esperaba Alexis, un chico que ha estado viajando alrededor del mundo por 7 meses. En Uruguay es muy común hacer este tipo de viajes cuando se termina la carrera. Como no podía alojarnos en su casa, no ha dejado la casa de su mamá, que está de viaje, así que perfecto, unos días de intimidad y relax.

Nos hemos vuelto a encontrar con Lucas, nuestro anfitrión en São Pedro de Adeia, que está viajando y trabajando en Uruguay ahora. Teníamos muchas ganas de verle y así hicimos 🙂

Hemos visto la Ciudad Vieja, varios museos, el Teatro Solís, Rambla Francia, Av. 18 de Julio, zona de Palermo, Rambla Rep. del Perú, Rambla Mahatma Gandhi, Parque Punta Carretas, Punta del Canario y Barrio Pocitos. Es una ciudad preciosa, y con una arquitectura muy bonita. La gente es super amble, si te ven despistado te ofrecen su ayuda y son muy educados.

Anoche fuimos a nuestro primer encuentro de Cs, y estuvo muy bien. Conocimos gente de todas partes con los que compartimos información turística. Estuvimos en un bar llamado Kalima sito en la calle Durazno con Jackson. Conocimos un cubano-uruguayo que ha vivido en Alhaurín de la Torre porque tiene familia allí. Fue muy divertido.

Ahora hemos dejado el piso de la mamá de Alexis y vamos a casa de Pablo, nuestro próximo anfitrión aquí en Montevideo.

Ya os contaremos “qué onda” jeje

Como diría Chema: Salud!


Deja un comentario

4 ideas sobre “Qué lindo lugar Uruguay!!