Croquetas


Ingredientes:

  • 3 cucharadas colmadas de harina
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1 litro de leche
  • 1 cebolla grande
  • 100 gramos de pan rallado
  • 3 huevos
  • Sal, pimienta y nuez mocada
  • Aceite para freir
  • Restos de carne (de puchero, de asado, de alguna comida magnífica)

Se tamiza la harina para que no se formen grumos en la bechamel. En un cazo se coloca la mantequilla y se calienta a fuego lento hasta que se derrita. Se añade la harina tamizada y se deja que se tueste con la mantequilla, removiendo siempre, hasta que se forme una bola. Se añade la leche poco a poco removiendo continuamente esperando a que espese antes de volver a echar otro poco de leche. Se añade sal y pimienta a gusto y un poco de nuez moscada molida si es posible. Así se tendría la bechamel, tan sólo quedaría mezclar con los restos de carne.

Se pasa la cebolla por una sartén con un poco de aceite, picada fina, y una vez dorada se añade a la mezcla de la bechamel y la carne. Se deja enfriar la masa en la nevera, cubierta de papel film, durante un día. Pasado ese tiempo se va dando forma a las croquetas con dos cucharas o con la mano, se pasa por un plato con huevo batido y por otro con pan rallado. Se van depositando en un plato sin que se peguen unas con otras y se dejan una hora en la nevera. Se fríe en abundante aceite hasta que estén doradas. También se pueden hacer al horno, untando un poco de aceite en la bandeja y sobre las croquetas.