Tchau Salvador! Oi Juiz de Fora! 8


Definitivamente nos ha encantado Salvador. Es el corazón de África en Brasil, y es que está considerada la metrópoli con el mayor porcentaje de negros localizada fuera de África.

Quedamos con Marcelo, el chico de Cs de Salvador que se ofreció a enseñarnos su ciudad, y Coco, una chica de Pekín que está dando la vuelta al mundo en barco (está haciendo una especie de estudio social de travestís o algo así entendí) y paseamos por la ciudad, comimos muqueca (o moqueca, se dice de las dos formas) que es una comida muy típica en Bahía. Está buenísima, es parecida a la paella, la comimos de pescado y marisco.

Por la noche salimos con Marcelo y Any, su novia. Son una pareja encantadora!

Bebimos cachaça de distintos sabores en un bar de locales, en el centro de la ciudad y comimos acarajé con camãrao, que también es un plato muy típico de la región de Bahía, se puede comprar en los puestos ambulantes o en bares, pero nos llevaron al que tiene el mejor de todo Salvador, en Río Vermelho, y efectivamente estaba muuuuy rico, habíamos probado cerca de nuestra casa uno y no nos gustó, pero este estaba jugoso. Es de origen africano (como casi todo en Bahía) y consiste en una bola de feijão rebozado y  frito en aceite de dendê, servido en una salsa de pimienta (que pica bastante), con camarao y una especie de puré que hacen con el dendê. 

Al día siguiente, volvimos a quedar con Marcelo y Any, y nos hemos dado cuenta que para hacernos una idea de como es Brasil, conocer todas sus ciudades y folklores, nos hace falta más de una vida O.O es enorme!! y hay tantas cosas por ver… pero bueno, nosotros seguimos con nuestro plan.

Cenamos con ellos, en un restaurante, en el cual, Marcelo regateó con el camarero antes de sentarnos. Así hacen los locales por aquí. Comimos lambretas (almejas) y una especia de parrillada de frango (pollo), vaca y cerdo, servida con muuucha guarnición: feijao, farofa y ensalada (a los brasileños les encanta la guarnición).

Estuvimos hasta las 2 de la mañana con ellos, y nos ha encantado la experiencia, hemos aprendido mucho de su folklore e historia y nos han enseñado rincones de Salvador que no habríamos conocido si no fuera por ellos.

A las 6:30 de la mañana nos despedimos de Morgana y del piso, y nos fuimos a la estación de autobuses, preparados para nuestro pequeño viaje de 24 horas, que al final resultó ser de 29 horas!!!! no fue muy divertido y agradable, pero es más barato y es lo que buscamos, alargar el dinero para disfrutar de más destinos 🙂

Llegamos a Juiz de Fora, y fuimos en dirección a la casa de Guilherme. En la estación no había punto de información turística, así que sin mapa, preguntando.

Llamamos a Guilherme y quedamos con él a las 18:00 en un parque que hay al lado de su casa. Eran las 15:00 más o menos, así que ns tomamos un helado, e hicimos tiempo jugando al spellfire en unas mesas de hormigón del parque.

A las 18:00 conocimos a Guilherme, que es muy atento y educado. Nos dió las llaves de su casa, y quedamos con el más tarde. Tenía clases, así que nos duchamos (nos hacía falta después de 29 horas en el bus…) y fuimos a tomarnos unas cervezas, unas bolas de carne y queso típicas de aquí que no recuerdo el nombre y cachaça da banana (que rica!!).

Hoy hemos estado en un museo de arte de Minas, hemos visitado la ciudad paseando y hemos comido en un mercado muy chulo. Es super barata la comida aquí, 7 euros los dos en el buffet libre. Por la tarde hemos ido al cine a ver un documental gratuito que había muuuy interesante y entretenido: Batalha do PassinhoUn sorbete y para casa.

Ahora, en un rato vamos a salir. Esta es una ciudad universitaria, así que hay mucho movimiento, bares, etc. y como os he dicho, es muy barata.

Ya os contaremos que tal, cuando lleguemos a São João del Rei mañana.

Un beso!!


Deja un comentario

8 ideas sobre “Tchau Salvador! Oi Juiz de Fora!